sábado, 21 de febrero de 2015

Resurrección



De la aridez del calvario al polvo de la tumba, Magdalena humedeció con sus lágrimas. Amado mío, Cristo crucificado, te espero al tercer día en un jardín lleno de flores.

No hay comentarios: